Prevención de la trombosis venosa profunda

Los proveedores de atención médica utilizan el término  tromboembolismo venoso para describir dos afecciones, la trombosis venosa profunda y la embolia pulmonar. Usan este término porque ambas afecciones están íntimamente relacionadas, al igual que su prevención y tratamiento. 

Una trombosis venosa profunda es un coágulo de sangre o trombo en una vena profunda. La mayoría de estos coágulos se desarrollan en la pierna o el muslo. Pero puede formarse uno en una vena del brazo u otra parte del cuerpo. 

Parte de un coágulo puede separarse dentro de la vena. Eso se llama émbolo. Este émbolo puede desplazarse a los pulmones y formar una embolia pulmonar. Puede cortar la circulación de sangre a una parte o a la totalidad del pulmón. Un coágulo de sangre en los pulmones es una emergencia médica y puede causar la muerte.

Con el tiempo, los coágulos de sangre también pueden dañar las venas. Deben tratarse de inmediato para evitar problemas. 

Factores de riesgo

A cualquier persona se le puede formar un coágulo de sangre, pero la probabilidad de que ocurra es mayor cuando existen los siguientes factores de riesgo:

  • Falta de actividad física durante un largo período, como cuando debe permanecer en el hospital o en un viaje largo en avión o automóvil.

  • Lesión en una vena causada por un accidente, un hueso fracturado, o una cirugía.

  • Haber tenido coágulos sanguíneos en el pasado o tener antecedentes familiares de coágulos sanguíneos.

  • Tener un trastorno de la coagulación de la sangre.

  • Cirugía reciente.

  • Tener cáncer y algunos tratamientos contra el cáncer.

  • Tabaquismo.

Hay otros factores que también pueden aumentar su riesgo de tener una TVP. Estos incluyen los siguientes:

  • Ser mayor de 60 años.

  • Estar embarazada.

  • Usar anticonceptivos o terapia de reemplazo hormonal.

  • Tener otros problemas venosos, como las venas varicosas. 

  • Exceso de peso.

  • Tener colocados un marcapasos o un catéter venoso central. Estos aumentan la probabilidad de que se forme un coágulo de sangre en un brazo.

  • Usar drogas inyectables (también aumentan la probabilidad de que se forme un coágulo de sangre en un brazo).

Llame al 911

Si tiene síntomas de un coágulo de sangre en sus pulmones, llame al 911. Los síntomas son:

  • Dolor de pecho.

  • Dificultades para respirar.

  • Frecuencia cardíaca acelerada.

  • Toser (puede toser sangre).

  • Sudoración.

  • Desmayos.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica.

Si tiene síntomas de un coágulo de sangre, llame a su proveedor de atención médica. Los síntomas son:

  • Dolor.

  • Hinchazón.

  • La piel enrojecida o caliente en el brazo, la pierna u otra zona. 

Cómo prevenir la trombosis venosa profunda.

Para prevenir la TVP, es necesario mejorar el flujo sanguíneo que regresa al corazón. Para ayudar a prevenir la formación de un coágulo de sangre:

  • Consulte con su proveedor de atención médica para que le recomiende un programa de ejercicio regular.

  • Si siente las piernas hinchadas o pesadas, detenga lo que esté haciendo y siéntese cómodo o recuéstese con las piernas en alto.

  • Manténgase en un peso saludable.

  • Si fuma, deje de hacerlo.

  • Evite estar sentado, de pie o acostado por largos períodos sin mover las piernas y los pies:

    • Cuando viaje en automóvil, haga paradas frecuentes para salir y caminar un poco.

    • En un viaje largo en tren, avión u ómnibus, levántese y camine siempre que pueda.

    • Si no puede ponerse de pie, mueva los dedos de los pies y tense las pantorrillas para hacer que su sangre se mueva, como muestran las imágenes de abajo.

Si necesita cirugía, hable con su proveedor de atención médica acerca de un plan que le ayude a prevenir la TVP. 

Si está hospitalizado, su riesgo de tener una TVP es mayor. Su proveedor de atención médica puede indicarle un diluyente de la sangre (medicamento anticoagulante) para ayudar a prevenir los coágulos sanguíneos. También es posible que su proveedor de atención médica le indique usar un dispositivo de compresión secuencial o compresión neumática intermitente. Estos dispositivos tienen fundas que se ajustan alrededor de las piernas. Ejercen una presión suave para ayudar con el flujo de sangre y prevenir los coágulos de sangre. Quítese las fundas para no tropezar o caer mientras camina, como cuando se levanta para ir al baño o para ducharse. Si necesita ayuda para quitarse las fundas, llame al personal de enfermería o a otra persona. Pruebe también lo siguiente:

Piernas que descansan en el extremo de la cama que está elevado con una cuña de espuma debajo del colchón; pie haciendo ejercicio de rotación y mujer que se coloca medias de compresión.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.